Suiza – ¿Aumentar la edad de la jubilación? Veamos la situación de los hombres y mujeres mayores desempleados. [Benoit Blanc]

A l’encontre, 3-9-2022

Traducción de Correspondencia de Prensa, 3-9-2022

¿Quién no conoce a una mujer o a un hombre en su círculo de amigos, vecinos o antiguos compañeros de trabajo expulsado de su trabajo al acercarse a los 60 años o un poco después? Tirado como una herramienta gastada y demasiado cara. Humillada por estar en el paro después de toda una vida de trabajo. Obligado a hacer 10 búsquedas de empleo al mes, pero en cuanto dice su edad, las puertas se cierran. Se los presiona para que acepten cualquier empleo, sin importar las condiciones del mismo. Con sus planes para la jubilación que se esfuman, ya que sus futuras pensiones se desvanecen al dejar de cotizar al 2º pilar. 1

Pero, para los partidarios de la AVS21, que quieren aumentar la edad de la jubilación de las mujeres, se trata sólo de «casos especiales». Para ellos, la situación es sencilla: la tasa de desempleo entre las personas de mayor edad es más baja que entre todos los empleados. ¡Y a callarse! 2

Pues bien, esto es lo que se puede ver cuando se abre el documento publicado en noviembre de 2021 por la Secretaría de Economía de Suiza; que depende del departamento de Asuntos Económicos de la UDC [Unión Democrática de Centro], Guy Parmelin, titulado «Indicadores de la situación de los trabajadores y trabajadoras mayores en el mercado laboral suizo».

– En 2020, el 3,9% de las personas de entre 55 y 64 años estaban desempleadas, frente al 4,8% del total (p. 13). Sin embargo, no hay que olvidar que la tasa de empleo cae bruscamente a partir de los 60 años. Una parte de las personas de esta edad renuncian a buscar trabajo o se acogen a la jubilación anticipada forzosa, tras un despido más o menos brutal.

– Esta situación no se refleja en la tasa de desempleo.

– El 52% de los hombres y mujeres de 55 a 64 años que están desempleados llevan al menos un año en el paro, frente al 42% de los de 40 a 54 años y el 28% de los de 25 a 39 años. «La proporción de personas que permanecen en el paro durante más de un año aumenta significativamente con la edad», tiene que reconocer SECO (p. 14).

– En 2020, 2.890 personas de 55 años o más llegaron al final de su derecho al seguro de desempleo. El riesgo de llegar al final de su derecho al seguro de desempleo es del 25% para los mayores de 55 años, frente al 23% para los de 45-54 años y el 15% para los más jóvenes. Estar al límite de sus derechos significa dejar de recibir las prestaciones del seguro de desempleo, tener que vivir de sus ahorros (si los tiene) o ser condenado a la asistencia social. «Este riesgo superior a la media subraya una vez más la mayor dificultad de los solicitantes de empleo de más edad para reincorporarse al mercado laboral», afirma el informe de la SECO (p. 22).

– Un año después de quedarse sin empleo, sólo el 44% de las personas de 55 a 64 años volvían a encontrar un trabajo, frente al 60% de los más jóvenes. Cuatro o cinco años después de quedarse sin empleo, ¡menos de la mitad de ellos habían encontrado un trabajo! «En general, las evaluaciones confirman que los desempleados de más edad al final de su derecho tienden a tener más dificultades que los más jóvenes para reincorporarse al mercado laboral», admite el SECO (p. 24).

– En 2019, el 3% de las personas de entre 55 y 64 años recibían asistencia social. Esta tasa es inferior a la de los más jóvenes (3,3% para las personas de 46 a 55 años, por ejemplo), pero ha aumentado más rápidamente a lo largo de la década, pasando del 2,2% en 2011 al 3% en 2019.

¿Aumentar la edad de jubilación? Eso significaría prolongar estas situaciones socialmente inaceptables y aumentar el número de personas que las padecerán. ¡NO a la AVS21 el 25 de septiembre!

– Ver también los dos precedentes artículos de Benoit Blanc publicados en este sitio:

Pensiones y seguros de vida: la lección de hace 50 años.

Seguro de vejez, supervivencia e invalidez y la demografía: el arte de transformar la pseudo-evidencia en perfectos engaños.

Notas de Correspondencia de Prensa

  1. El objetivo principal del segundo pilar, como complemento del primero, es garantizar unos ingresos adecuados durante la jubilación. Para beneficiar del mismo, es necesario cotizar mensualmente durante la vida laboral.
  2. El próximo 25 de septiembre será sometida a referéndum la iniciativa adoptada por el Parlamento y el Consejo Federal, por una clara mayoría, Seguro de Vejez, Supervivientes e Invalidez (AVS21).