Alemania – Huelga «salvaje» de los repartidores de Gorillas. Se derrumba la retórica vacía de las startups. [Nelli Tügel/Jan Ole Arps]

Los "Gorillas" [nombre de la plataforma de reparto] ya han tenido bastante. En la mañana cálida de este jueves 24 de junio, en la Prenzlauer Allee [Importante avenida de Berlín] coreaban: "Trabajadores unidos, jamás serán vencidos" ["Die vereinten Arbeiter innen, die sich niemals besiegen lassen wollen"]. Los "trabajadores unidos" que jamás serán vencidos son jóvenes.

Colombia – Un mes de paro y un futuro incierto. [Sandra Borda G]

No es extraño que la juventud colombiana –cada vez más afectada por la desocupación y la pobreza– sea uno de los sectores más activos en las protestas. Sin embargo, está poco representada en las negociaciones. La estrategia del gobierno, que apuesta a una mezcla de represión y diálogo, ha venido contribuyendo a la erosión de la credibilidad de las instituciones, mientras los actores políticos comienzan a mirar hacia las elecciones presidenciales del próximo año.

Francia – Camareras de piso del hotel Ibis Batignolles: la victoria al cabo de 20 meses de lucha. [Frantz Durupt]

Todas las victorias sociales son bienvenidas, pero algunas de ellas resultan más agradables que otras. Al cabo de casi dos años de cocción a fuego lento, al final, el sabor de la victoria se multiplica necesariamente. Tal es el caso de la larga lucha de unas veinte camareras del hotel Ibis de Batignolles (París, distrito 17), que quedará en la memoria sobre todo por su duración: veintidós meses.

India – El modelo Modi de «creación de empleos industriales». [Economic & Political Weekly]

El 12 de diciembre de 2020, los trabajadores de la fábrica Wistron [del grupo taiwanés] en el distrito de Kolar, en Karnataka (suroeste de la India) organizaron una manifestación para exigir el pago de salarios atrasados y no pagados. En pocas horas, las imágenes del incendio de los locales y de violencia aparecieron en los medios de comunicación. Finalmente la policía reprimió a los manifestantes con sus "lathi" (largas cachiporras de madera).