Myanmar / Birmania – Los militares multiplican los asesinatos. [Myanmar Now]

Al’encontre, 17-3-2021

Traducción de Correspondencia de Prensa, 17-3-2021

El lunes 15 de marzo de 2021, por lo menos 20 civiles fueron asesinados por las fuerzas del régimen, según las últimas informaciones recogidas por Myanmar Now.

Esta semana comenzó con un nuevo brote de violencia mortal -tras el que fue hasta ahora el peor fin de semana- ejercido por la junta para aplastar la oposición al golpe de Estado del 1 de febrero.

Se registraron asesinatos en todo el país, el mayor número de ellos tuvo lugar en Yangon, donde al menos 63 personas murieron el domingo 14 de marzo después de que los soldados abrieran fuego en varios distritos [de la capital económica del país].

En Hlaing Tharyar [distrito occidental de Yangon], escenario de algunos de los actos de violencia más mortíferos del fin de semana, murieron seis personas, entre ellas un hombre de unos 50 años que estaba recogiendo basura cerca del puente Aung Zeya cuando un soldado se le acercó y le disparó en la cabeza.

Dos mujeres de unos 60 años también murieron tras ser alcanzadas por las balas en su casa situada en la carretera Da Bin Shwe Htee.

Una noche de terror

Los disparos indiscriminados continuaron hasta altas horas de la noche, provocando la muerte de al menos dos personas más en el distrito, según los residentes.

La noche de terror comenzó alrededor de las 16:30, cuando los militares cerraron las carreteras principales entre el puente de Aung Zeya y el puesto de bomberos, a unos 2 km de distancia, y empezaron a disparar.

«Andaban en camiones y disparaban a todo lo que se movía. Les dispararon a todos los que vieron», dijo un vecino, describiendo la escena de la noche del lunes 15 de marzo.

«Esa noche había dos vendedores de cangrejos en la zona. Cuando los camiones pasaron, asomaron la cabeza para echar un vistazo y les dispararon. Los dos murieron acribillados», dijo el vecino.

Al otro lado de Yangon, la represión de una celebración pacífica de homenaje a los manifestantes muertos en el distrito de Dawbon dejó dos muertos y cuatro heridos graves el lunes, según dijo a Myanmar Now un miembro de un grupo de ayuda con sede en ese distrito.

El lunes se produjo también otra muerte en South Dagon [en el sureste de Yangon], uno de los seis distritos de Yangon sujetos a la ley marcial desde el fin de semana pasado, en el intento del régimen intentaba de sofocar las protestas.

Otros asesinatos fueron perpetrados el martes en South Dagon donde, según los informes, un hombre de unos 40 años recibió un disparo en la cabeza por parte de las fuerzas de la junta. No se dispone de más detalles sobre este hecho.

Tiros a las ambulancias

La cantidad de víctimas mortales del lunes también aumentó fuera de Yangon, ya que murieron más personas y los datos anteriores fueron actualizados según las últimas informaciones disponibles.

En Myingyan, una ciudad de la región de Mandalay, se confirmó la muerte de seis personas, entre las cuales tres adolescentes y una mujer de 20 años, lo que duplica el saldo de víctimas anunciadas anteriormente.

Al menos otras 17 personas resultaron heridas como consecuencia de la represión, cinco de las cuales se encuentran en estado crítico, según un miembro de un equipo que atiende a los manifestantes heridos.

«Tuvimos que esconder los cadáveres porque tenemos miedo de que [los militares] se los lleven», dijo un miembro del equipo de apoyo médico a última hora de la noche del lunes.

Añadió que los soldados dispararon contra las casas de aquellas personas que escondían a los manifestantes heridos, así como contra las ambulancias que trasladaban a los muertos y heridos a una clínica improvisada.

También se confirmaron dos muertes en Chanmya Tharzi, un distrito del centro de Mandalay, así como al menos otras cinco víctimas mortales en localidades más pequeñas del norte de la ciudad.

También se registraron cuatro víctimas mortales en Aunglan, en la región de Magway, Gyobingauk, en la región de Bago, y Monywa, en la región de Sagaing, según los grupos de ayuda locales.

Según la Asociación de ayuda a los presos políticos, el ejército de Myanmar ha asesinado a al menos 183 personas en las seis semanas transcurridas desde que tomó el poder. (Artículo publicado en Myanmar Now 17-3-2021)