China – La híper-explotación en el sector de las nuevas tecnologías se llama 996-ICU. [China Labour Bulletin]

A l’encontre, 27-1-2021

Traducción de Ruben Navarro – Correspondencia de Prensa, 28-1-2021

Un ingeniero que trabajaba en la plataforma de comercio electrónico Pinduoduo se suicidó el sábado 9 de enero [arrojándose desde el 27º piso], tras regresar a su casa de forma inesperada durante unos días de vacaciones. La suya es la segunda muerte brutal de un empleado de Pinduoduo en diez días, lo que pone de manifiesto la extrema presión a la que están sometidos los trabajadores del ultra-competitivo sector tecnológico chino.

Una empleada de Pinduoduo, de 22 años, llamada Zhang, que vivía en Urumqi, capital regional de Xinjiang, falleció el 29 de diciembre después de haber trabajado hasta después de la medianoche. Se desplomó mientras caminaba hacia su casa con sus colegas a la 1.30 de la madrugada. Los compañeros de Zhang la llevaron a un hospital local, donde falleció unas oras después.

En el caso más reciente, el ingeniero de Pinduoduo llamado Tan acababa de obtener su diploma en la Universidad de Sichuan en 2020 y llevaba seis meses trabajando en la sede de la empresa, en Shanghai. En la mañana del viernes 8 de enero, solicitó una licencia y voló inmediatamente a ver a su familia en la ciudad de Changsha, capital de la provincia de Hunan.

Los periodos de trabajo de Tan y Zhang coinciden con el lanzamiento de una nueva iniciativa de Pinduoduo dirigida a aprovechar la creciente demanda de servicios de entrega de comestibles comprados en línea en China. Pinduoduo habría presionado a sus empleados para que trabajaran 300 horas por mes a fin de cumplir los objetivos de la empresa, lo que equivale a trabajar 12 horas al día, con un máximo de un día libre por semana. Varios empleados habrían renunciado a sus puestos porque la presión era demasiado grande.

En respuesta a esas dos muertes brutales, Pinduoduo anunció que pondría en marcha un servicio de asistencia psicológica para los empleados 1, una iniciativa similar a la reacción del gigante taiwanés de la electrónica Foxconn ante la oleada de suicidios de trabajadores en su fábrica de Shenzhen en 2010.

Pinduoduo no ha respondido aún a la indignación pública por las condiciones de trabajo en la empresa. Caixin [grupo de prensa] dio cuenta de la vergonzosa reacción de la empresa tras la muerte de Zhang. Además, la empresa habría despedido a otro empleado tras haber anunciado en las redes sociales que un compañero había sido evacuado en ambulancia.

La semana pasada [la del 4 de enero], la Oficina Municipal de Trabajo de Shanghái anunció el lanzamiento de una encuesta sobre las condiciones de trabajo en Pinduoduo. Sin embargo, Pinduoduo no es la única empresa de este sector que somete a sus empleados a una presión extrema, como demuestra la campaña 996-ICU [trabajar de las 9 de la mañana a las 9 de la noche, seis días a la semana -996- e  ICU por Intensive Care Unit: Unidad de Cuidados Intensivos] llevada adelante por los trabajadores del sector tecnológico a partir de 2019.China2801

Los trabajadores de la primera línea de los servicios de reparto y entrega en el sector tecnológico deben también soportar un exceso de horas de trabajo. Un empleado de 43 años del nuevo departamento de logística a la carta de Ele.me murió tras sufrir un ataque en su lugar de trabajo en Pekín, el mes pasado. La empresa le propuso inicialmente a la familia una indemnización de apenas 2.000 yuanes [254 euros]. A raíz de las protestas del público, Ele.me accedió a aumentar la suma hasta alcanzar la indemnización por deceso estándar de 600.000 yuanes [76360 euros].

La Federación de Sindicatos de China declaró que los trabajadores de la distribución son uno de los ocho sectores clave prioritarios para la organización. Sin embargo, tal y como demostró la revista People en su reportaje sobre las condiciones de trabajo en el sector del reparto de comida a domicilio el año pasado [12 de noviembre], el sindicato ha hecho muy poco hasta ahora por la mejora de la seguridad laboral, los salarios o las condiciones de trabajo de los trabajadores y trabajadoras.

La presión pública y las campañas en las redes sociales sólo pueden tener un efecto limitado y pasajero en las grandes empresas del sector tecnológico. Para que haya un cambio concreto y duradero será necesario un gran esfuerzo de los propios trabajadores, de los sindicatos y de la sociedad civil para obligar a esas poderosas empresas tecnológicas a tratar a sus empleados con respeto y permitirles ganar un salario decente por un trabajo decente.

Los trabajadores ya han planteado la necesidad de un sindicato eficaz que pueda representar a todos los trabajadores del sector tecnológico. Un mensaje reciente en el foro 996-UCI, por ejemplo, planteaba: «¿En alguna de las grandes empresas tecnológicas como Huawei, Tencent y Alibaba se han formado sindicatos?»  Esperamos que la ACFTU [Federación de Sindicatos de China] escuche el reclamo. (Artículo publicado en China Labour Bulletin, 11-1-2021.

Nota

  1. Según Le Monde del 25 de enero, Pinduoduo se atrevió a publicar el siguiente mensaje: «Miren a la gente de abajo de la sociedad. ¿Quién no cambia su vida por dinero? No lo veo como un problema vinculado al capitalismo, sino como un problema social. Esta es una época en la que hay que trabajar duro. Se puede optar por tener días tranquilos y agradables, pero hay que aceptar las consecuencias. La gente puede controlar sus esfuerzos. Todos podemos hacerlo». Según Frédéric Lemaître, la firma hizo desaparecer rápidamente ese mensaje. (Redacción de A l’encontre)