Brasil – «Morir de frío no es una muerte medieval, es una muerte del siglo XXI″. [Júlio Lancelloti – Entrevista]

Julia Dolce

Agência Pública, 2-9-2020

Traducción de Ernesto Herrera – Correspondencia de Prensa, 4-9-2020

Uno de los mayores aliados de la población en situación de calle en San Pablo, el Padre Júlio Lancellotti, de 71 años, habló con Agencia Pública sobre las recientes muertes durante la ola de frío en la ciudad el mes pasado. La alcaldía confirma dos muertes, Júlio cita cinco.

Indagado sobre la crueldad de morir de frío, que se referiría a una idea de la muerte medieval, desacuerda: «No creo que sea una muerte medieval, es una muerte del siglo XXI, porque es ahora cuando estas personas están muriendo de frío». Sin titubeos, el sacerdote que trabaja con los más pobres desde hace 35 años, afirma que el poder público no sólo es negligente, sino incompetente cuando se trata de la persona en situación de calle. Según él, durante la pandemia, más de 8.000 personas pasaron por primera vez por el centro de atención en su pequeña parroquia de São Miguel Arcanjo, en el distrito de Mooca, en la zona este de San Pablo, donde se distribuyen alimentos, ropa, entre otras acciones solidarias. «De 4.000 en un mes, pasó a 8.000», dice. «Escucho cada día, ‘vengo de tal lugar, ´vengo de tal estado´”.

-¿Usted cree que las autoridades públicas tuvieron una negligencia mayor en relación al frío que provocó las muertes de personas en situación de calle el mes pasado?

Creo que no es sólo una cuestión de negligencia, es una cuestión de incompetencia. Incluso quieren hacerlo, está claro que la ciudad está llena, todo el mundo lo ve. Ahora, lo que más me sorprende es que la solución que los concejales como Soninha [Francine] están dando es acampar. ¿Pensar que la solución para la ciudad hoy en día es acampar? Es cuando el 80% de la cadena de hoteles está ociosa, cuando São Paulo tiene más casas sin gente que gente sin casa?

-Tuvimos unas cinco personas que murieron de frío la semana pasada. ¿Han tenido alguna actualización?

Hemos localizado cinco, y la alcaldía habla de dos.

-¿Por qué hay tal diferencia?

Podría ser el período que han calculado. No sé por qué hay tanta diferencia.

-Hubo un aumento en la población de calle, por los años de crisis económica. ¿Ha notado un aumento causado por la propia pandemia?

Estamos viendo un aumento rotativo, con una gran circulación de personas. Así como hay gente que llega, hay gente que se va. Por ejemplo, por primera vez en un mes, alrededor de 8.000 personas pasaron por la parroquia de San Miguel Arcángel, en el distrito de Mooca. De 4 mil en un mes, pasó a 8 mil. Así que, imagina que 8 mil personas pasan por primera vez. Todos los días oigo «vengo de tal lugar», «vengo de tal estado».

-¿Estas personas están llegando a esta situación de tener que vivir en la calle por primera vez?

No tenemos esa encuesta. Si vienen de la calle ahora no lo sabemos, pero están circulando por la ciudad y aquí están en situación de calle o van a buscar lugares en el centro de recepción.

Entre las personas que llegan está el reciente discurso del desempleo…

Por supuesto, están buscando trabajo, están buscando la supervivencia. En el aislamiento, sólo quedaba la calle. Pero ya había demasiada gente. La combinación de la pandemia y el frío comienza a emerger y en la calle todos los días son urgentes.

-¿Hay informes sobre la población de calle que antes estaba más en el centro y ahora se está expandiendo hacia las periferias?

Sí, eso está discriminado en la ciudad. Pero la concentración mayor todavía está en el centro y en el centro expandido, como en Mooca, que es un lugar con mucha población de calle. Hay mucha población de calle en Jardim Rincão, en Brasilândia. Tenemos personas en situación de calle en todos los distritos de la ciudad, en cantidades diferentes, pero hay.

-En cuanto a la pandemia en sí, en su opinión, ¿cómo ha tratado el gobierno a la población de calle y qué medidas se deben tomar?

Un destaque positivo es el desempeño de los Consultorios de Calle (política pública que lleva a equipos sanitarios multidisciplinarios a trabajar con la población de la calle). Por otra parte, el Ministerio Público recomendó (el 20 de mayo) a la alcaldía 8 mil camas en la red hotelera, y la alcaldía, luego de 120 de la emergencia, logró proporcionar de 150, y después 50 más. Así que hay 200 camas temporales en los hoteles. Pero el Ministerio Público recomendó 8.000.

-¿Han adoptado algún cambio en relación con los refugios?

Han reducido la capacidad de mantener la distancia social. Donde había 440, bajó a 300, donde había 1.000, bajó a 600.

Brasil0409 II
Júlio Lancellotti

¿Y se crearon otros dispositivos para albergar a estas personas?

Se crearon algunos refugios de emergencia, pero no cubren ese vacío. Por eso hay tanta gente viviendo en la calle.

-¿Cómo son las medidas de higiene dentro de los refugios?

Son bastante débiles e inadecuadas, no lo suficiente necesarias.

-Usted conversa con la personas de calle, ¿cómo ellos se informan sobre la pandemia?

Hay quienes banalizan, quienes creen, quienes no creen, como pasa en la sociedad en su conjunto.

En los primeros meses, cuando tuvimos una cuarentena más fuerte, esta población incluso sufrió por la ausencia de comercios abiertos, baños…

Claro, ahora que hay más apertura, tienen más posibilidades. Vivimos con ellos esos momentos tenebrosos, cuando no había nadie en la calle, y se quedaron sin nada. Así que estamos con ellos durante toda la pandemia.

-¿Cuál fue la mayor ausencia en ese comienzo, la que más impactó?

Faltaba todo, acceso al agua potable, acceso al gel de alcohol, acceso a las medidas de higiene. No tenían acceso a la comida. Todo estaba perdido.

-Al mismo tiempo, ¿se dio un aumento de la solidaridad?

Hubo un aumento de la solidaridad proporcional al cierre: cuanto más se cerraba, más se abría la solidaridad. Ahora, cuanto más se abre, más disminuye la solidaridad.

-¿Ha empeorado la situación de los refugios en este gobierno?

Los refugios son, como toda la sociedad, heterogéneos. Hay más sucios y limpios, y en un universo como San Pablo de más de cien centros de recepción, no todos tienen el mismo nivel de servicio. Así que todo depende de tener un estándar de calidad similar, y sin embargo todavía vemos refugios donde hay bichos, donde hay piojos. No podemos decir que lo sean todas, pero muchas siguen en esta precaria situación. Hay refugios donde los baños están inundados, porque la mayoría de ellos son adaptables, no fueron hechos para ese propósito.

¿Ha tenido alguna respuesta de las autoridades públicas?

Para evitar una catástrofe, el renombrado neurocientífico Miguel Nicolelis dice que es hora de adoptar medidas drásticas contra el coronavirus: el bloqueo de los lugares donde la ocupación de los hospitales es superior al 80%, acompañado de una ayuda económica que, de hecho, permite a la gente quedarse en casa

La palabra de la autoridad pública es siempre la misma. Lo niegan y dicen que no es cierto, que no es así, porque en todos estos lugares las condiciones de higiene son las más adecuadas posibles. Es ese discurso técnico todo el tiempo, ese discurso político que dice que todo es hermoso. Incluso cuando pongo videos, cuando muestro las chinches, cuando mostramos la situación de las alcantarillas, la respuesta es siempre que no es verdad. Siempre dicen que todos están muy bien, que todos son muy adecuados, higiénicos, que en todos hay distancia social, que en todos el menú es de primera calidad, que en todos hay una toalla de baño, jabón, champú y acondicionador, desodorante, que todos se higienizan. Eso es lo que dicen.Brasil0409 III

-Conversando con la gente que frecuenta estos refugios, ¿cree que han sido un centro de infección de Covid-19?

Mira, no podemos decir eso porque en muchos lugares el número de personas infectadas no ha sido alarmante. Pero esto se debe en gran medida al trabajo del Consultorio de la Calle, a las propias cuestiones de inmunidad de la población de la calle. Ahora, que los refugios son un foco de enfermedades dermatológicas, lo son. Que son un foco de enfermedades respiratorias, lo son. Por eso la tuberculosis está tan extendida entre la población de calle. Todos los días los oigo hablar de la sinfonía de toses nocturnas en los refugios, todos tosiendo. Ahora, imagina un dormitorio que tiene 200 personas y están todas en literas, algunas arriba y otras abajo, si el 50% tiene tos, ¿cómo queda?

-Algunas ciudades de Brasil han promovido la solución de los hoteles, caso de Niterói (ciudad aledaña a Río de Janeiro: NDT). ¿Se ha discutido esto aquí?

Lo que encuentro extraordinario es que la gente no sabe de estas cosas. Aquí en San Pablo, La Cámara Municipal autorizó a la alcaldía a contratar lugares en hoteles. La alcaldía hizo un primer anuncio público donde siete (hoteles) compitieron y ninguno fue homologado por la alcaldía. Luego se hizo un segundo anuncio público que fracasó porque nadie se presentó. Y ahora la alcaldía tiene 240 camas contratadas en hoteles de emergencia, cuando la propia alcaldía había anunciado que tendría 500 camas en hoteles y el Ministerio Público, había recomendado a la alcandía tener 8.000 camas…

¿Se ha ignorado esa recomendación?

Sí.

-Por la última respuesta que obtuvieron de la alcaldía, ¿ellos no tienen intención de colocar estas 8.000 camas?

No lo sé.

-Un colega comentó que morir de frío es una «muerte medieval», una muerte que tiene mil formas de ser evitada…

No creo que sea una muerte medieval, es una muerte del siglo XXI, ahora, porque aquí es donde esta gente muere de frío. Cuando tienes toda la tecnología, cuando el 80% de la red hotelera está vacía, cuando tienes concejales proponiendo acampar… En la Edad Media, quizás no tenías el 80% de las camas ociosas en ningún albergue. Hoy en día si ocurre. No creo que en la Edad Media hubiera una ciudad tan rica como la actual San Pablo. No creo que la Roma medieval fuera tan rica como lo es hoy San Pablo, o Atenas, Florencia, Venecia.

Los comentarios están cerrados.

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑