Cultura – Jean-Michel Basquiat, un legado radiante y cegador. [María José Santacreu]

En un mes de mayo, pero de hace cuatro décadas, Jean-Michel Basquiat hacía su primera exposición individual en la Galleria d’Arte Emilio Mazzoli, en Módena. Todavía se hacía llamar SAMO, especie de abreviatura de Same Old Shit (‘la misma mierda de siempre’), y recién estaba empezando a pilotear el torbellino en el que se había transformado su vida. Había nacido el 22 de diciembre de 1960 y su ascenso fue tan meteórico como brutal el impacto de su muerte, a los 27 años. A pesar del largo tiempo transcurrido, su obra permanece bajo el signo de la interferencia.

Nueva York – «Se ponen su uniforme y vienen»: un hospital de Brooklyn durante el coronavirus. [Sheri Fink]

“Probablemente está infectado”, le dijo Jardine a un reportero, y después señaló a sus colegas. “Quizá todos estamos infectados. Estamos expuestos todos los días a personas que sabemos” tienen más probabilidades de estar infectadas que otras. Les dijeron a los estudiantes de medicina que dejaran de ir al hospital la semana pasada, pero los residentes como Jardine, que están a menos de un año de terminar sus estudios de medicina general, conformaban la mayoría de los médicos que hacían las revisiones en la carpa...