Brasil de Fato, 29-6-2020

Traducción de Pilar Troya

Correspondencia de Prensa, 30-6-2020

Sin derecho a cuarentena y sujetos a la informalidad, los entregadores de aplicaciones organizan una paralización en todo Brasil marcada para el próximo miércoles, 1º de julio. Los trabajadores exigen mejores condiciones de trabajo y la suspensión de bloqueos arbitrarios realizados frecuentemente por las empresas como Rappi, iFood, Loggi y UberEats.

Según explica un entregador que se identifica como Mineiro y es uno de los organizadores de la huelga, además de la interrupción inmediata de los bloqueos y despidos injustificados, también están en la lista de reivindicaciones una tasa mínima de R$2 por kilómetro recorrido.

“Las otras reivindicaciones son una ayuda refrigerio porque no todos los días tenemos que comer. Una ayuda para taller mecánico y vulcanizadora, que se descuente de nuestra propia tarjeta en la que recibimos el pago. No todos los días tenemos dinero para salir de casa. A veces dejamos de comer para abastecer [combustible]”, declara el entregador de la zona Sur de São Paulo, que hace 3 años trabaja con aplicaciones.

Medidas de protección contra robos y accidentes, así como el pago adecuado por kilometraje recorrido son otras demandas presentadas.

Un estudio reciente hecho por la Red de Estudios y Monitoreo de la Reforma Laboral (Remir Trabalho) de la UNICAMP mostró que la pandemia del coronavirus precarizó aún más el trabajo de los profesionales.

Con el aumento de la demanda de entrega por delivery, ellos comenzaron a trabajar más horas. Costos de los equipos y materiales de prevención de la contaminación por covid-19 también pesaron aún más en el bolsillo de los trabajadores informales.

En este contexto, Mineiro conmemora la previsión de que 98% de los entregadores integren la paralización. Pero, aun así, el resalta que el apoyo de la población es esencial.

“La gente tiene que adherir porque al no hacer pedidos, nos ayudan. No habrá muchos pedidos ese día y los entregadores, en su mayoría motociclistas no harán entregas. Estamos pidiendo el apoyo de todo el mundo. Nuestra reivindicación de siempre va a ser esa: Más respeto con los motociclistas y pedir a los usuarios de las apps que ese día no hagan pedidos.”

¿Y los usuarios?

Por medio de las redes sociales, los entregadores están usando el hashtag #ApoieoBrequedosApps para orientar a la población sobre como solidarizarse con el movimiento por condiciones más dignas de trabajo. Mire las recomendaciones de los entregadores:

1- No pida comida por las aplicaciones

Los trabajadores indican que los usuarios aprovechen el día de paralización para cocinar y priorizar la comida casera. De acuerdo con ellos, las empresas acostumbran a ofrecer cupones de descuento los días de movilizaciones, con el objetivo de debilitarlas.

La campaña pide que el 1º de julio, las personas cocinen su propia comida y compartan una foto con la #ApoioBrequedosApps. Si realmente fuera necesario, la orientación es que se compre comida directamente en el restaurante escogido.

2- Evalúe las apps negativamente

La segunda forma de ayudar la movilización es entrar en las tiendas de aplicaciones de su smartphone, como Google Play y Apple Store, y evaluar las apps de las empresas de delivery con la menor nota posible. Los entregadores también sugieren publicar comentarios en apoyo a la paralización en las tiendas de apps para llamar la atención de otros usuarios.

3- Ayude en la divulgación

Los conductores de moto señalan que otro modo esencial para ayudarlos es compartir materiales sobre la paralización lo máximo posible.Repartidores II

Solidaridad

Un conductor que trabaja con Uber hace casi un año, y que prefirió no identificarse por recelo de retaliaciones, apoya la paralización de los entregadores. El cree que, incluso en funciones diferentes, la precarización afecta a todos.

“Somos categorías y servicios diferentes, sin embargo, todos buscamos los mismos objetivos. Autonomía económica, garantía de seguridad y salud. Volver a casa bien. Son principios y derechos fundamentales para mantener las cosas funcionando, inclusive en el trabajo. Y si los servicios vinculados a las apps, todos ellos, no ofrecen lo mínimo a quien trabaja en ellos, entonces debemos reclamar y es en las calles que s necesita hacerlo”, dice.

Para el conductor, es esencial que la sociedad se sensibilice con la paralización y demuestre apoyo en defensa de una mejor calidad de vida de los trabajadores de apps.

“No creo que alguien no sepa cuán difícil está para los más pobres y los más humildes. Ponerse en la situación del otro no es difícil para nadie, está difícil para todo el mundo, aún más en este momento, en el auge de una pandemia. Entonces el apoyo, y principalmente conocer la causa del otro, es fundamental”, defiende.