Ciudad de México, 30-4-2020

Correspondencia de Prensa, 1-5-2020

El 24 de enero pasado la revista The Lancet dio a conocer por Internet un artículo que describía las características de un inquietante brote de neumonía en Wuhan, China, provocado por un tipo de coronavirus hasta entonces desconocido. (1) No está por demás mencionar que esta revista goza de gran prestigio y alto impacto en el mundo de la medicina y las ciencias de la salud. En los últimos meses ha venido jugando un papel sobresaliente como fuente de información y difusión de conocimientos sobre el Covid-19. Su editor ejecutivo, Richard Horton, ha escrito varios artículos editoriales donde ha venido denunciando de manera enérgica las graves fallas del gobierno del Reino Unido en la previsión y respuesta ante la pandemia, entre las cuales destacó la falta de equipo de protección para el personal encargado de atender a pacientes contagiados de la nueva y muy peligrosa enfermedad. (2)

En una entrevista publicada el 24 de abril por el diario Financial Times, Horton sentenció que estamos ante “el fracaso más grande de la política científica que se haya visto durante una generación”. (3) Tanto el gobierno del Reino Unido como sus asesores científicos han fallado, desde su omisión para realizar pruebas extensivas entre la población con el objeto de detectar la presencia del Covid-19, hasta su error estratégico de no haber realizado una planificación adecuada para que el Sistema Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés) pudiera hacer frente a la pandemia.

Horton explica claramente por qué el editor de una revista científica se está adentrando de manera tan insistente en temas políticos: “Algunos de los grandes avances, tales como el movimiento sanitario del siglo XIX o el nacimiento del NHS, no fueron logros tecnológicos sino de luchas políticas”.

Lo que los gobernantes quieren escuchar

Las similitudes –o, más bien dicho, el paralelo– entre las graves fallas señaladas por Horton hacia el gobierno del Reino Unido, y las que hemos venido observando en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no son simples coincidencias. Por absurdo que parezca, y no obstante las enormes diferencias entre el desarrollo histórico de los dos países, las consideraciones políticas son las que han venido predominando en las respuestas de ambos gobiernos: sus asesores médicos y científicos predilectos han venido adaptando sus recomendaciones a lo que las cabezas de sus respectivos gobiernos desean escuchar. Las voces disidentes son aplastadas mediante intensos despliegues propagandísticos y teatrales.

En el Reino Unido, el Grupo Científico de Asesores para Emergencias (Sage, por sus siglas en inglés) había recomendado seguir un modelo en el que se toleraría que la mayor parte de la población quedara infectada de Covid-19, con el objeto de desarrollar una “inmunidad de manada”. De acuerdo a un reportaje de investigación realizado por el diario The Guardian, en dicho modelo –si así se le puede llamar– se estimaba que la mayor parte de las personas infectadas sufriría sólo síntomas leves, y en el peor de los casos sólo un pequeño porcentaje de ellas fallecería. (4) El gobierno británico niega rotundamente que sus acciones fueran guiadas por la búsqueda de una inmunidad de manada; sin embargo, el asesor científico en jefe, Patrick Vallance, ya había usado ese término para referirse al modelo que habían estado siguiendo. La idea, según Vallance, consistía en tratar de mitigar los efectos del Covid-19, sin tener que recurrir a medidas drásticas. Más adelante, bajo la presión de gran número de expertos, el gobierno tuvo que adoptar serias medidas de aislamiento social, dado el crecimiento alarmante de pacientes infectados que amenazaba con abrumar los hospitales del NHS. La cantidad de camas requeridas en las unidades de terapia intensiva fue mucho mayor de la que los expertos de Sage habían estimado. Tal como Horton se los ha hecho ver, el gobierno del Reino Unido había perdido tiempo y recursos preciosos, y el precio que han tenido que pagar en cuanto a fallecimientos y daño tanto al NHS como a su personal es enorme.

En contraste con el Reino Unido, Alemania adoptó una política de realizar un extensivo proceso de pruebas para detectar casos de personas infectadas, así como una serie de medidas firmes para frenar la propagación de la pandemia. Con un número de casos confirmados equiparable, Alemania ha padecido menos de una cuarta parte de los fallecimientos acaecidos en el Reino Unido, y ha iniciado ya el proceso de normalizar sus actividades.

¿Qué modelo es el que se ha seguido en México?

Tal como hemos venido exponiendo en Unidad Socialista, la respuesta del gobierno mexicano ante la pandemia ha sido errática, para decir lo menos. Hasta hace unas cuantas semanas, el presidente Andrés Manuel López Obrador llamaba a la población a abrazarse y, aún después del 24 de marzo, cuando se declaró la fase 2 de la emergencia sanitaria, invitaba a que las familias salieran a comer a las fondas. En general, las medidas de la mencionada fase 2 no se hicieron cumplir por las autoridades más que de manera esporádica.

Peor aún, el Subsecretario de Salubridad Hugo López-Gatell, en repetidas ocasiones ha negado la necesidad de llevar a cabo pruebas extensivas para conocer de manera más precisa qué tanto se ha extendido Covid-19 sobre la población. Como consecuencia de lo anterior, las cifras que brinda diariamente han sido severamente cuestionadas. En el diario La Jornada del 24 abril, el investigador del Colegio de México Julio Boltvinik señaló un serio error en los cálculos expuestos por López Gatell, según los cuales la cantidad de casos reales de Covid-19 en México equivalían aproximadamente a 8.3 veces los casos confirmados por las autoridades sanitarias.

El error cometido por López-Gatell era muy elemental, ya que para obtener el mencionado factor de 8.3 veces había confundido cantidades correspondientes a diferentes fechas. Si hubiera usado cantidades correspondientes a las fechas correctas, la cantidad de casos confirmados debería multiplicarse por 30, y no por 8.3: “El miércoles 22 no eran los 10 mil 500 confirmados, ni los 87 mil 500 del factor falso 8.3, sino 316 mil 300 que resultan del factor 30 que deriva del modelo Centinela [como se le conoce al modelo postulado por el subsecretario]. Si fue error, LG debe corregir; si fue una trampa, renunciar”.(5) Sin embargo, dada la frivolidad con la que el gobierno de AMLO ha venido tomando las cifras de la pandemia, López-Gatell no ha corregido, ni mucho menos renunciado.

No habían pasado más que unos cuantos días después que apareciera el artículo de Boltvinik, cuando la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) anunció que el modelo de la Secretaría de Salud para el Covid-19 no está arrojando las cifras reales de la epidemia: “no sabemos en qué lugares del país y sectores de la población se está escondiendo el virus”. (6) En otras palabras, el gobierno está navegando a ciegas.

¿Cómo es posible, entonces, que AMLO decrete de manera triunfalista que “México ha podido domar al coronavirus”? (7) La razón es muy sencilla: independientemente de los hechos, esto es lo que le conviene políticamente.

López-Gatell y su equipo no cuentan realmente con un modelo, sino que han venido improvisando las explicaciones que mejor se acomodan al discurso político de AMLO. Un día, los diarios nos informan que los hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la ciudad de México están saturados y no pueden admitir nuevos pacientes, y al otro día AMLO nos informa que hay hasta 70% de disponibilidad de camas de terapia intensiva.

Mientras, aún las cuestionadas cifras que anuncia diariamente el subsecretario López-Gatell muestran un crecimiento de más de mil casos nuevos confirmados al día. El 22 de abril se anunció que se habían acumulado 10,544 casos confirmados y 970 fallecimientos. Para el día 29, ya eran 17,799 confirmados y 1,732 fallecimientos. Ese mismo día 29 AMLO anunció que su gobierno había logrado “aplanar” la curva de crecimiento de casos del Covid-19. Una curva aplanada significaría que o bien no hay nuevos casos, o que el crecimiento de éstos es muy lento.

La revista Nature publicó en su sitio de Internet un artículo donde se presentan de manera sucinta los resultados obtenidos por varios países que han aplicado estrategias diferentes ante el Covid-19. (8) Ahí se observa que el aplanado de la curva es lo que sí viene ocurriendo en países que han adoptado una política correcta hacia la pandemia, como son los casos de Corea del Sur y Alemania, por mencionar sólo dos casos.

En México, en cambio, estamos presenciando un problema político muy serio, sobre el cual hemos tratado de llamar la atención: el gobierno de AMLO se ha venido alejando cada vez más de la realidad.

– Jaime González: Militante de la Liga de Unidad Socialista (LUS). El presente artículo se publicará en el boletín de Unidad Socialista, correspondiente a la primera semana de mayo 2020.

Referencias

1) Huang, C., Wang, Y., Li, X. et al. (2020). “Clinical features of patients infected with 2019 novel coronavirus in Wuhan, China”. The Lancet, 395(10223), 497–506. https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(20)30183-5/fulltext

2) Horton, R. (2020). Offline: “COVID-19 and the NHS—’a national scandal.’” The Lancet, 395(10229), 1022. https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(20)30727-3/fulltext

3) Ahuja, A. (2020, Abr. 24). Richard Horton: “It’s the biggest science policy failure in a generation’. Financial Times. London, UK. https://www.ft.com/content/8e54c36a-8311-11ea-b872-8db45d5f6714

4) Conn, D., Lawrence, F., Lewis, P., Carrell, S., Pegg, D., Davies, H., & Evans, R. (2020, Abr. 29). “Revealed: the inside story of the UK’s Covid-19 crisis”. The Guardian. London, UK.

https://www.theguardian.com/world/2020/apr/29/revealed-the-inside-story-of-uk-covid-19-coronavirus-crisis

5) Boltvinik, J. (2020, Abr. 24). “Matemático de la UNAM descubre la “trampa” o “error” de López-Gatell”. La Jornada. CdMX. https://www.jornada.com.mx/2020/04/24/opinion/026o1eco

6) Sánchez Jiménez, A., & Román, J. A. (2020, Abr. 28). “El modelo centinela no arroja cifras reales sobre el Covid-19: UNAM”. La Jornada. CdMX. https://www.jornada.com.mx/ultimas/politica/2020/04/28/el-modelo-centinela-no-arroja-cifras-reales-sobre-el-covid-19-unam-6223.html

7) Villa y Caña, P. (2020, Abr. 26). “México ha podido domar al coronavirus: AMLO”. El Universal. CdMX. https://www.eluniversal.com.mx/nacion/coronavirus-mexico-ha-podido-domar-al-covid-19-amlo

8) Gibney, E. (2020). “Whose coronavirus strategy worked best? Scientists hunt most effective policies.Nature https://www.nature.com/articles/d41586-020-01248-1