“Ha habido un espiral de violencia en la sociedad uruguaya”, dijo el asesor de seguridad de Daniel Martínez.

La Diaria, 4-11-2019

Correspondencia de Prensa, 7-11-2019

La plaza José Pepe D’Elía  (dirigente histórico del movimiento sindical) frente al Mercado Agrícola, fue el lugar elegido por el Frente Amplio (FA) para hacer una actividad en la que jóvenes les hacían preguntas sobre los temas que quisieran a algunos asesores del candidato de esa fuerza política, Daniel Martínez. “Yo voté al FA y fui uno de los que pusieron la papeleta”, dijo un joven, micrófono en mano, en referencia a que había apoyado la reforma constitucional en materia de seguridad impulsada por el senador nacionalista Jorge Larrañaga. El joven señaló que hoy “parece mala palabra decir que se puso la papeleta”, pero “fue lo más votado y todo el mundo tiene problemas de seguridad”. “Entonces, seamos sinceros y digamos las cosas como son: ¿van a hacer alguna propuesta concreta? Me gustaría que estuviera [Gustavo] Leal; me consta el laburo que hizo, lo quiero felicitar y ojalá pueda ser el ministro del Interior [MI]”, señaló el joven. Por último, dijo que tiene “un primo” que trabaja en el Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO) y que “está podrido” de decirle “que está atado de patas y manos con el tema de la seguridad”, ya que “sabe dónde están los chorros, las bocas y no puede hacer nada”.

El mismísimo Leal, asesor de seguridad de Martínez y director de Seguridad y Convivencia del MI Interior (propuesto como futuro ministro en el caso que el Frente Amplio sea nuevamente gobierno), era uno de los que estaban presentes en la plaza. Tomó el micrófono y subrayó la importancia de hablar con el 60% de personas que no votaron al FA y que también “hay que tomar nota” sobre el plebiscito en el tema de seguridad, ya que “hay que reconocer que del otro lado hay argumentos y razones que hay que atender”. “No podemos dividir circunstancialmente a Uruguay, porque del otro lado hay parte de la razón que también tenemos que escuchar. Tenemos que abrir la cabeza, porque en un gobierno de Martínez –estoy seguro de que va a ganar el balotaje– vamos a tener que hacer acuerdos políticos con otros partidos en el Parlamento”, indicó. Hizo énfasis en que hay que evitar “esa idea de que de un lado están los que tienen la razón y del otro están los que se equivocaron”, ya que asume que “en el área de la seguridad tenemos bastantes problemas” y que, para resolverlos, hay que tener “una actitud de humildad y de construcción con otros”.

“Tenemos que asumir que ese problema tiene una escala que es relevante en términos objetivos, que no es culpa de alguien que se imagina que le pasan, cosas sino que efectivamente hay una situación en la que ha habido un espiral de violencia en la sociedad uruguaya”, subrayó Leal. Dijo que reconocer eso es importante “para cambiar”; de lo contrario, “vamos a estar negando que una realidad existe”. “Cuando en este país hubo un intento de ejercer un control territorial por parte de grupos mafiosos, el presidente de la República [Tabaré Vázquez] tomó la decisión de armar un equipo y de asumir que ese problema existía, y así logramos lo que logramos en Los Palomares”, agregó, y se ganó una ola de aplausos.

El jerarca subrayó que 47% de las personas que votaron Sí en el plebiscito “están diciendo que hay una disconformidad objetiva”, de la que rescata “como señal” que “hay que cambiar”. “La propuesta que hemos hecho y lo que ha planteado Martínez en seguridad es un cambio, implica cambios, ajustes y profundizaciones, porque en la vida no podemos tener la conducta de ser una empresa de demoliciones, pensando que uno llega y va a barrer con todo, pero objetivamente tenemos que profundizar algunas líneas de trabajo”, sostuvo. Agregó que esas líneas tienen que ver con la tecnología, “el respaldo a la Policía, la tecnificación y la capacitación”, y que además “hay que hacer ajustes en algunas normas jurídicas”, como en el funcionamiento y en la articulación “con la Justicia y con la Fiscalía”.

“Siempre del lado de las víctimas”

“Sabemos que nos merecemos un nivel mejor de convivencia en Uruguay y que no estamos satisfechos con lo que hemos alcanzado; eso es parte del compromiso de cambio. En algunas áreas se puede y debe rendir más, y tenemos las condiciones para hacerlo”, dijo Leal, y subrayó que la propuesta de seguridad del FA es “global”, mientras que la de la oposición es “un popurrí de acuerdos básicos que no son básicos, porque entre ellos no están de acuerdo con lo que hay que hacer”.

Leal dijo que en las cárceles hay 11.200 personas y “hay que tener un equilibrio”, es decir, “dar oportunidades, pero también una asunción de responsabilidades”. “Las personas que están en las cárceles están ahí porque han violentado a otras, y nosotros estamos siempre de lado de las víctimas. El esfuerzo se propone dar oportunidades a los primarios, pero también entender que hay un sector de la sociedad que ha asumido el delito como una práctica de vida, por lo que tenemos que poder diferenciar al primario de aquel que tiene siete u ocho antecedentes y sistemáticamente se beneficia de los recovecos legales para poder salir”, señaló.

Por último, señaló que en la oposición dicen, cuando se refieren a la seguridad, que “se va a acabar el recreo”, a lo que respondió que tienen que tener en cuenta que la Policía Nacional “no está de recreo en este país”, por lo tanto, decir eso es “faltarles el respeto a esos funcionarios públicos que todos los días defienden a la sociedad”. “Decir que se va a acabar el recreo es no tener respeto a las personas que trabajan y que ellos se supone que quieren dirigir. ¿Con qué autoridad le van a hablar a la Policía si le dicen poco menos que están de jarana? No es con propuestas mágicas, sino con trabajo”, finalizó.

Redoblar el “contacto con la gente”

La fórmula frenteamplista, integrada por Daniel Martínez y Graciela Villar, concurrió a la actividad de los jóvenes. El candidato a la presidencia analizó la votación de las elecciones y aseguró que, en vez de enojarse “con quien no nos votó, se trata de ver qué no hicimos nosotros para que nos votaran”, afirmó. También sostuvo que es necesario hacer otro tipo de política, fuera del “escritorio”, y planteó que es necesario hacer política “así, con contacto con la gente, a lo Topo Gigio: ojos grandes para ver las realidades y oídos grandes para escuchar lo que la gente plantea”. Destacó que el Frente Amplio ha hecho “muchísimas cosas” y que por “primera vez” en la historia de “Uruguay se creció con distribución de la riqueza, y eso es ser de izquierda”, pero “hay veces que los cuestionamientos son ciertos y tenemos que dar una vuelta de tuerca”. Recalcó que “importa gobernar para todos y para todas, pero hay que hacerlo logrando que la gente sea partícipe, sea protagonista, para que ese cambio no quede sólo en números”.