Argel, 6-10-2019

A l’encontre, 7-10-2019

Traducción de Correspondencia de Prensa

Ante la escalada represiva de los últimos días, las fuerzas del Pacto por la Alternativa Democrática, conformado por los partidos políticos siguientes:  FFS (Frente de Fuerzas Socialistas), RCD (Unión por la Cultura y la Democracia), PT (Partido de los Trabajadores), PST (Partido Socialista de los Trabajadores), MDS (Movimiento Democrático y Social), UCP (Unión para el Cambio y el Progreso) y PLD (Partido por la Laicidad y la Democracia), emitieron la siguiente declaración el 6 de octubre de 2019.

***

Desafiando la voluntad popular masivamente expresada y en contra de toda legalidad jurídica y legitimidad política, las autoridades de facto persisten en imponer una elección presidencial el próximo 12 de diciembre.

Asustado por la importancia del rechazo popular encontrado desde febrero de 2019 a cualquier proyecto de restauración del sistema autoritario, el régimen ha acelerado e intensificado la campaña de terror contra los activistas políticos y los ciudadanos que se manifiestan.

Las últimas detenciones y/o acusaciones se dirigieron contra periodistas, activistas de partidos políticos, sindicatos y grupos o miembros de la sociedad civil, como el RAJ (Grupo de acción de Jóvenes), la Red de lucha contra la represión, el CSVM-22Fév (Colectivo de apoyo y de vigilancia del movimiento del 22 de febrero) incluido el activista Hakim Addad, firmante del Pacto por la Alternativa Democrática. Esta arbitrariedad política es un signo de la negativa de los que están en el poder a aceptar cualquier cambio democrático. Esta arbitrariedad política es un signo del rechazo de los que están en el poder a aceptar cualquier cambio democrático.

Las fuerzas del Pacto por la Alternativa Democrática reiteran sus demandas por la liberación inmediata e incondicional de todos los detenidos políticos y de opinión. Frente a estas acciones irresponsables contra el pueblo, las fuerzas del Pacto por la Alternativa Democrática condenan enérgicamente toda forma de represión y de restricción de las libertades. Hacen un llamamiento a los jueces para que se opongan a cualquier forma de instrumentalización de la justicia y de abuso de poder contra los ciudadanos y ciudadanas.

Paralelamente a esta brutalidad institucional, el gobierno está desplegando una campaña de seducción dirigida a las potencias extranjeras, con el doble objetivo de seguir beneficiando de su silencio y/o protección y en definitiva, obstaculizar la solidaridad hacia y entre la opinión cívica argelina.

En ausencia de apoyo nacional e incluso si esto significara hipotecar el futuro de las instituciones y generaciones futuras, el gobierno adopta leyes -financieras y sobre los hidrocarburos- sin tener en cuenta su estatus provisional y su ilegitimidad consustancial. Las fuerzas del Pacto por la Alternativa Democrática quieren subrayar que las decisiones económicas ilegales e ilegítimas adoptadas por las autoridades de facto no pueden comprometer ni al pueblo argelino ni a la Argelia de mañana.

En el plano político, las fuerzas del Pacto por la Alternativa Democrática reafirman que sólo un período de transición democrática orientado hacia un proceso constituyente soberano permitirá abandonar el sistema autoritario actual, como lo exigen las aspiraciones del pueblo argelino.

Las fuerzas del Pacto por la Alternativa Democrática reafirman su determinación de continuar la lucha junto a los argelinos y argelinas hasta alcanzar todos los objetivos de la revolución de febrero, tanto antes como después del 12 de diciembre de 2019.