Masiva presencia de organismos represivos en actividad de solidaridad con José Bodas

Laclase.info, 11-9-2019

Correspondencia de Prensa, 13-9-2019

El pasado lunes 9 de septiembre, la corriente sindical C-cura convocó a una concentración en las inmediaciones de la sede de la Federación Unitaria de Trabajadores del Petróleo de Venezuela (Futpv), para exigir que la directiva de esa organización sindical se pronuncie en contra de las amenazas de despido que viene sufriendo el secretario general de dicha federación, José Bodas.

Antes y en el transcurso de la actividad, se hizo presente en los alrededores de la Futpv un significativo grupo de efectivos de diferentes cuerpos represivos del Estado venezolano.

El acto estaba previsto para las 10 a.m., pero ya desde las 9, se apersonaron en la oficina de José Bodas dos funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), en actitud aparentemente «amigable», pero que escondía el carácter intimidatorio – se trataba de dos efectivos armados- de su presencia en las instalaciones de una organización sindical autónoma, donde C-cura se disponía a realizar una actividad pública y de carácter sindical.

En los últimos tiempos, esto se ha convertido en una práctica recurrente de los organismos policiales, los cuales se presentan en manifestaciones o protestas populares y de trabajadores, con una estudiada y ensayada actitud cordial, como supuestos amigos de los manifestantes, cuando en realidad solo están realizando actividades de inteligencia, recabando información para sus labores represivas, intimidando veladamente, con el objetivo de disuadir a los trabajadores y sectores populares que intentan movilizarse y protestar en la calle por sus legítimas reivindicaciones.

La acción de esos funcionarios policiales fue un modo de amedrentar a los convocantes de la concentración en solidaridad con José Bodas, para que suspendieran la actividad. Sin embargo, el coordinador nacional de C-cura, Orlando Chirino les dejó en claro que conocía cuál era su objetivo y reafirmó la defensa del derecho democrático a la protesta.

Después, en plena actividad, para cercar a los manifestantes hizo presencia un grueso cordón de efectivos de la PNB, y llegaron dos comisiones policiales con armas de guerra, una del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) y otra de las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) de la PNB.

En el momento que empezaron a cubrir la protesta los medios de comunicación, se hizo presente una patrulla del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). De allí se bajaron dos efectivos, que preguntaron por los responsables de la manifestación y pidieron sus números de cédula de identidad. Nuevamente, Orlando Chirino, ratificó que debe terminar la criminalización y el despido de las trabajadoras y los trabajadores que luchan por sus reivindicaciones concretas, y que cualquier organización sindical tiene derecho a la protesta.