Comunicado de Marea Socialista ante la situación de emergencia eléctrica

Aporrea, 10-3-2019

https://www.aporrea.org/

Correspondencia de Prensa, 11-3-2019

Venezuela ha llegado al tercer día sin energía eléctrica, provocando angustia en habitantes por los efectos que tiene sobre la atención de salud, las comunicaciones y el transporte.

El gobierno atribuye el mega-apagón que comenzó el jueves a un “sabotaje” perpetrado desde los Estados Unidos a la hidroeléctrica Guri, la más grande del país. Es el momento que se atraviesa por una amenaza intervencionista de carácter militar que tiene a Juan Guaidó como su principal figura. Sin embargo, los trabajadores y algunos expertos han atribuido las fallas a la falta de mantenimiento, la desinversión y la corrupción.

La descomunal falla eléctrica viene a castigar aún más a una población que sufre por la hiperinflación, escasez de medicinas y alimentos. Muchos supermercados están cerrados porque no disponen de plantas generadoras. Nadie puede retirar dinero de los cajeros ni usar ningún tipo de tarjetas, en un país donde las transacciones electrónicas son vitales incluso para operaciones pequeñas porque no hay dinero en efectivo. Ya se notan largas colas en las pocas bombas de gasolina que reanudaban operaciones al regresar la electricidad. Ya se han reportado fallecidos en los hospitales y el sistema ferroviario y el metro de Caracas está fuera de servicio.

En medio de esta catástrofe, las voces intervencionistas no dudaron en aprovechar la situación para seguir avanzando en el desarrollo del intervencionismo que persigue el derrocamiento de Maduro. Los ojos del Mundo  han visto las agresiones perpetradas por EE UU, no sorprendería que puedan tener acciones de este tipo.  Es harto conocido, que para el imperialismo, quienes deben pagar lo que cínicamente anuncian como “la cuota de sacrificio” para “restablecer la democracia y la libertad” es el pueblo.

Pero es importante recordar que desde la propia base de los trabajadores y de dirigentes sindicales del sector se ha denunciado sistemáticamente el colapso del sistema eléctrico nacional. Muchos estados de Venezuela han padecido apagones desde hace años y la falta de personal calificado a causa de la precarización de los salarios de los trabajadores.

Es por ello que frente al caos eléctrico es importante que se nombre una comisión investigadora independiente del gobierno y de los intereses intervencionistas en la que los trabajadores de Corpoelec tengan la participación más preponderante. Que verifiquen la situación, reclamen y recauden la información que les permita  presentar un plan de emergencia. Conocer lo que realmente pasa, informen al pueblo y propongan soluciones bajo supervisión de los trabajadores.

Este tema no puede quedar sólo en manos de la burocracia y los militares, la sociedad tiene derecho a saber y actuar. Mientras las cúpulas que se disputan el Poder avivan la represión y el intervencionismo, los trabajadores son los llamados a ofrecer una salida a la población que pasa por una situación de aislamiento, precariedad e incertidumbre.

Desde Marea Socialista nos ponemos a la disposición de los trabajadores para resolver esta crisis que ninguna de las cúpulas va a resolver.