Ana María Tello, jefa del Meseni, confirma a Confidencial que Cancillería les pidió “retiro inmediato” del país

Wilfredo Miranda Aburto

Confidencial, 19-12-2018

https://confidencial.com.ni/

Correspondencia de Prensa, 20-12-2018

La dictadura de Daniel Ortega expulsó este miércoles de Nicaragua a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), incumpliendo de esa forma el acuerdo firmado el 24 de junio pasado. En esa fecha se instaló el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) para darle continuidad en el terreno a la severa crisis sociopolítica que atraviesa el país.

La función principal del Meseni era dar seguimiento a las recomendaciones del informe preliminar y final de la CIDH, que, entre otras exhortaciones, llamaba al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo a cesar la represión en todas sus formas contra ciudadanos, desmantelar los grupos paramilitares, esclarecer los crímenes de la masacre, y garantizar el respeto a los medios de comunicación independientes.

El Meseni también ha dado seguimiento al cumplimiento de las medidas cautelares otorgadas en este contexto para la personas con grave riesgo a sus vidas o integridad física y ha monitoreado la situación de los derechos humanos en Nicaragua desde su instalación. Asimismo, ha sostenido diálogos y reuniones de trabajo con la sociedad civil, el Estado y otros actores relevantes.

Según el acuerdo firmado entre la CIDH y el Gobierno, la permanencia del Meseni en Nicaragua es indefinida. “Quedará en terreno mientras la situación lo requiera”, dice textual. Aunque el Gobierno puede dar por terminada la invitación al Meseni, debería haber un acuerdo previo de cancelación, igual al de la instalación. Eso no ocurrió en Cancillería esta tarde.

La dictadura tampoco puede dar por concluida la crisis sociopolítica que atraviesa el país, cuando todavía persiste el acoso a ciudadanos, detenciones ilegales, la prohibición para manifestaciones públicas, y la existencia de 576 presos políticos. En otras palabras, que no han cumplido con las recomendaciones de los informes preliminar y final de la CIDH. El Meseni publicó este miércoles un informe señalando el “agravamiento de la represión y el cierre de espacios democráticos en Nicaragua”.

La cancelación de la invitación del Meseni supone directamente la expulsión de la CIDH de Nicaragua. Es similar a la expulsión de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) ocurrida el 31 de agosto.

La expulsión del Meseni se produce en el marco de la finalización del mandato del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que analizó los crímenes cometidos desde el 18 de abril al 30 de mayo.

Aunque el Meseni y el GIEI están bajo el paraguas de la CIDH, son dos entes distintos e independientes. Es decir, que sus acuerdos constitutivos son diferentes, y el Gobierno no puede alegar que canceló al Meseni porque el mandato de seis meses del GIEI terminó.

El GIEI presentará este jueves su informe final sobre los crímenes de abril. El equipo del GIEI también fue invitado a la reunión de cancillería donde se informó sobre la expulsión del Meseni.

 ***

EL gobierno suspende misión del GIEI y Meseni

El GIEI planificaba presentar este jueves un informe sobre sus investigaciones durante la crisis en Nicaragua

Mauricio González

El Nuevo Diario, 19-12-2018

https://www.elnuevodiario.com.ni/

El Gobierno de Nicaragua suspendió este miércoles la misión del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), informó la Comisión interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“El gobierno de Nicaragua anunció la suspensión temporal de la presencia del Meseni a partir de hoy en el país y también las visitas de la CIDH. Asimismo, comunicó la expiración del plazo, objetivo y misión del GIEI”, informó la CIDH a través de sus redes sociales.

Tras la decisión del Gobierno de Nicaragua, la CIDH informó que seguirá realizando sus acciones de monitoreo, denuncia y acompañamiento a las víctimas y sus familiares.Nicaragua20-12II

“La CIDH lamenta la decisión del Estado de Nicaragua y comunica que el Meseni seguirá funcionando desde su sede en Washington. La CIDH reitera que la situación de Nicaragua seguirá siendo una prioridad, reafirma su compromiso con la víctimas de derechos humanos y seguirá monitoreando el seguimiento del cumplimiento por parte del Estado nicaragüense de sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos”, informó la CIDH a través de un comunicado.

La suspensión de la misión del GIEI y Meseni se da un día antes de que el GIEI presentara su informe final sobre los hechos de violencia ocurridos entre el 18 de abril y el 30 de mayo en Nicaragua.

El informe del GIEI estaba previsto a ser presentado mañana, a la 10 de la mañana en un hotel de Managua y se esperaba que esta organización brindara los resultados de la investigación que viene realizando desde que llegaron al país, en julio.

El 26 de octubre el GIEI realizó una conferencia para mostrar los avances de su trabajo en Nicaragua y en esa ocasión señaló la falta de transparencia, independencia y autonomía del Ministerio Público para encontrar a los responsables de las muertes violentas ocurridas entre abril y mayo, en el contexto de las protestas.

“El GIEI considera que, ante la demostrada ausencia de garantías de una actuación independiente y objetiva del sistema penal, el Estado debería establecer de forma urgente una Fiscalía Especial, para investigar los hechos de violencia”, recomendó el grupo en ese momento.

El Grupo argumentó que muchas familias ni siquiera han interpuesto denuncias porque no creen en el sistema judicial, y otras que se han acercado al Ministerio Público “no han recibido respuestas acordes a su calidad de víctimas”.

El GIEI llegó a Nicaragua como parte de los acuerdos alcanzados entre el gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, en el diálogo nacional, que en la actualidad está suspendido.