Demandan justicia, democracia, y el fin de la dictadura Ortega-Murillo

Alianza Cívica, Articulación, FAD, Movimientos 19 de abril y otros grupos presentan un “frente común”

 Wilfredo Miranda Aburto

Confidencial, 4-10-2018

https://confidencial.com.ni/

Los diferentes sectores sociales que se oponen al régimen de Daniel Ortega, entre ellos la Alianza Cívica y la Articulación de Movimientos Sociales, decidieron unificar esfuerzos y crear un “frente común” denominado ‘Unidad Nacional Azul y Blanco’, al margen de sus diferencias sobre cómo enfrentar la actual crisis sociopolítica.

La “Unidad Nacional Azul y Blanco” fue presentada este jueves en Managua. Además de la Alianza Cívica y la Articulación de Movimientos Sociales (que aglutinan a sectores estudiantiles, campesinos, movimientos sociales, feministas, indígenas y empresariales), se unen a esta propuesta organismos políticos como el Frente Amplio por la Democracia (FAD), y plataformas de la Sociedad Civil, como la Coordinadora Universitaria (CUDJ), los Movimientos 19 de Abril de varios departamentos, entre otros.

Los organismos opositores tuvieron semanas de discusiones y acercamientos para consolidar esta ‘Unidad Nacional Azul y Blanco’, a cinco meses de que la crisis sociopolítica cobre más de 325 muertos y una persecución selectiva contra los líderes ciudadanos.

“Las organizaciones, los movimientos, los grupos que estamos en contra de los abusos de poder hemos encontrado sinergia para lucha por la democratización y la justicia de Nicaragua”, reveló Michael Healy, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (UPANIC) y miembro de la Alianza Cívica.

Carlos Tünnermann Bernheim, vocero de la Alianza Cívica, dijo a Confidencial que para construir “la unidad nacional hemos llegado a una serie de coincidencias mínimas tratando de dejar de lado las diferencias”.

Mientras que Mónica López Baltodano, de la Articulación de Movimientos Sociales dijo que las diferencias no son insalvables en tanto se unan “voluntades alrededor de la demanda popular que Ortega y Murillo deben irse, de una manera u otra”.

“Todos respaldamos el diálogo nacional y a la Conferencia Episcopal. Todos queremos justicia, democracia y libertad. Para la Articulación es menos importante quien negocia o quien figura. Lo más importante es el contenido de la negociación y que los negociadores reflejen el sentir de la calle: que los dictadores se vayan lo más pronto posible”, reiteró López Baltodano.

La Articulación de Movimientos Sociales tiene, además, “ideas propias” de cómo debe organizarse el camino hacia las elecciones y un programa mínimo de Gobierno. “Están recogidas en documentos propios de la Articulación como la propuesta de Concertación Nacional y la Ruta para la Democratización. Pero son propuestas que ponemos sobre la mesa de discusión entre las fuerzas de la oposición en su conjunto”, explicó López Baltodano.

El acuerdo, que se dio a conocer este jueves, contiene varios puntos que las partes no han dado a conocer en detalle. Sin embargo, la propuesta de “unidad nacional” ha sido divulgada entre estos actores sociales y la población, según quienes la promueven.

¿Respaldan las cámaras empresariales?

Ante el nuevo panorama de la represión, la demanda contra el Gobierno se ha vuelto más política, y de tomar mayores acciones. Pero hasta qué punto están decididos los empresarios privados. ¿Se replegarán de las decisiones adoptadas por ‘Unidad Nacional Azul y Blanco’?

En la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia aseguran que no. “En mi criterio los empresarios no se están replegando y están muy decididos a continuar como miembros activos de la Alianza”, dijo Tünnermann.

De acuerdo al nuevo vocero de la Alianza Cívica, las Cámaras empresariales juegan un papel importante así como también el sector estudiantil y son decisivas al momento de convocar a un paro.

“La Alianza surgió cuando los integrantes democráticos del Diálogo Nacional nos dimos cuenta que coincidíamos en lo fundamental y que lo mejor era actuar de manera unificada en el diálogo. Así se pusieron las bases de la actual Alianza que subsiste y se ha fortificado nacional e internacionalmente, no obstante que por el momento el Diálogo Nacional se encuentra en suspenso”, explicó Tünnermann.

López Baltodano dijo que respecto a la empresa privada, por ahora “suspenden la discusión sobre el récord histórico del empresariado”.

“Nos concentramos en la construcción de concertación y fuerza para el desmantelamiento de la dictadura. El papel del empresariado es clave para inclinar de la balanza en favor de los intereses nacionales, así como su papel es decisivo para enfrentar los problemas económicos del país”, enfatizó López Baltodano. “Las cámaras jugaron un importante papel en fases anteriores de la lucha, y si quieren pueden jugarlo en esta etapa que se requiere cohesión de toda la nación”.

Contacto con trabajadores públicos

Tampoco está claro cuál es el nivel de contacto que los miembros de la naciente ‘Unidad Nacional Azul y Blanco’ tienen con los trabajadores públicos, y si tienen una estrategia para atraer a aquellos que están descontentos con el Gobierno.

“Hasta el momento no tenemos ningún vínculo ni con los empleados públicos ni con militantes históricos del FSLN. En este último caso hay que exceptuar aquellos militantes históricos que pertenecen a alguno de los organismos que forman parte  de la Articulación”, dijo Tünnermann.

Según López Baltodano, hay algunos trabajadores públicos que colaboran con ellos “en silencio”. “También estamos colaborando de cerca con los gremios que han sido víctimas de despedidos arbitrarios, como médicos y maestros”, dijo.