Cuarto paro general contra Macri

Arde Argentina

Las centrales sindicales y el nuevo y combativo Frente Sindical para el Modelo Nacional pararon el país en rechazo al ajuste económico y el acuerdo con el Fmi (Fondo Monetario Internacional), que finalmente elevó su préstamo –el más grande de su historia– a 57.100 millones de dólares. Y en medio de todo, renunció el titular del Banco Central, Luis Caputo, el “amigo del alma” del presidente.

 Fabián Kovacik, desde Buenos Aires

 Brecha, 28-9-2018

https://brecha.com.uy/arde-argentina/

El gobierno argentino hacía los últimos ajustes para cerrar el acuerdo con el Fmi en Washington cuando las centrales obreras argentinas protagonizaron el cuarto paro general de la era Mauricio Macri. Una movilización que coincidió tanto con un incremento del desempleo (hoy alcanza 9,6 por ciento) como con la renuncia del titular del Banco Central, Luis Caputo, “amigo del alma” de Macri.

Los datos recolectados entre las diferentes regionales de la Confederación General del Trabajo (Cgt) señalaban un acatamiento superior al 90 por ciento en cada provincia, tomando en cuenta los gremios afiliados solamente a la Cgt. La Central de Trabajadores de Argentina (Cta) –conducida por el docente Hugo Yasky–, la Cta Autónoma –liderada por el funcionario estatal Pablo Micheli– y la Corriente Federal Sindical (Cfs) –liderada por el bancario Sergio Palazzo– presentaron cifras similares de adhesión.

El lunes a mediodía arrancó el paro de 36 horas convocado por las dos Cta y la Cfs, mientras que la Cgt se sumó el martes con un paro de 24 horas. El lunes a las 15 horas, los secretarios generales de las centrales sindicales hablaron ante una concentración de 500 mil personas en la Plaza de Mayo. Advirtieron sobre las consecuencias del modelo económico del gobierno, plantearon salir del Fmi, rechazando sus planes económicos. También propusieron votar en contra del presupuesto 2019, enviado la semana pasada al parlamento, que pretende conseguir un ansiado déficit cero de las cuentas públicas a través de recortes de los planes sociales, de las jubilaciones, de la educación, salud, ciencia y tecnología.

Nuevo modelo sindical

En la concentración del lunes 24 se dio cita el sindicalismo más combativo, encarnado, además de las dos Cta y sus líderes, también por otras figuras. Sergio Palazzo, secretario general de la Asociación Bancaria (el gremio que nuclea a los empleados de bancos nacionales y privados) suena desde fines de 2017 como candidato junto a Pablo Moyano –hijo del camionero Hugo Moyano y referente del sindicato de empleados de peajes y rutas– a conducir una nueva Cgt, cuando haya elecciones para remplazar al actual triunvirato de Héctor Daer, Carlos Acuña y Juan Carlos Schmidt.

Tanto Palazzo como Pablo Moyano fueron los dos primeros dirigentes cercanos originalmente a la Cgt que se opusieron a la línea política de la central sindical y se mostraron contrarios al modelo económico del macrismo. Junto con otros 25 gremios que discrepaban con la actual conducción de la Cgt conformaron el Frente Sindical para el Modelo Nacional (Fsmn), pero sin romper con la central sindical. Se trata de una experiencia cuyo antecedente más cercano fue la creación en 1994 del Movimiento de Trabajadores Argentinos (Mta) que se oponía a la Cgt menemista y fue encabezado por Hugo Moyano y Roberto Palacios, líder de la Unión Tranviarios Automotor (Uta).

El Fsmn reivindica las experiencias sociales y políticas de los presidentes Juan Perón, Raúl Alfonsín, Néstor Kirchner y Cristina Fernández como modelo y plantea nuclear fuerzas políticas en torno a una candidatura presidencial en 2019, “alternativa a este modelo de hambre y ajuste importado junto con las políticas del Fondo Monetario”, según palabras de Palazzo. El bancario definió al frente sindical “como un ordenador para elaborar una propuesta política, sin descartar a nadie, en esto hay que ser claro”, en rueda de prensa tras una reunión el martes con el resto de las centrales sindicales. Sus dirigentes anunciaron las nuevas medidas de protesta planificadas hasta fin de año.

Habrá una concentración sindical frente al Congreso en Buenos Aires el día de la votación del presupuesto nacional, probablemente en la primera semana de octubre. Todas las centrales sindicales, sin distinción, rechazan los recortes propuestos por el Ministerio de Economía. De hecho el Fsmn se reunió en la mañana del lunes 24 con el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, para saber cuál será la postura de los 21 diputados del bloque sobre el presupuesto. Massa afirmó ambiguamente que no votará “medidas que conspiren contra los derechos de los trabajadores y los jubilados, por eso vamos a estudiar cada artículo con precisión”.

El 20 de octubre el Fsmn marchará a la basílica de Luján (a 60 quilómetros de la capital) junto con organizaciones ligadas a la Iglesia Católica, como la Central de Trabajadores de la Economía Popular (Ctep) –liderada por el abogado Juan Grabois, un hombre cercano al papa Francisco–, contra “el hambre, la pobreza y la marginalidad a la que somete al pueblo este modelo económico”, según indicó Moyano. Para la cumbre del G20 en Buenos Aires, entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre, los sindicatos se movilizarán, junto con otras centrales sindicales de América Latina, contra el modelo económico, pero también contra la presencia de Donald Trump en suelo latinoamericano. Y según voceros del Fsmn y de la Cgt es posible que antes de fin de año haya fecha para el quinto paro nacional contra Macri.

Macri en Nueva York

Mientras los sindicatos se movilizaban en las calles en su país, Mauricio Macri aprovechó la inauguración del debate general de la Asamblea General de la Onu en Nueva York para hacer un discurso de campaña electoral doméstica. “Estamos en el camino correcto, pese a todas las dificultades que se están viviendo en el país. Nos encaminamos hacia una economía sana y fuerte con base en las reformas que estamos implementando. En poco tiempo se podrán ver los primeros resultados”, aseguró Macri, el martes, ante el pleno de la Asamblea General. Y aprovechó de ese modo a responder también a las críticas de la relatora especial de la Onu sobre seguridad alimentaria Hilal Elver, quien durante su visita a Argentina, entre el 13 y el 23 de setiembre, no fue recibida por ningún ministro, sino que debió conformarse con reuniones con Ong ligadas a la lucha contra el hambre en el país. Recogió datos oficiales sobre pobreza, inflación y desempleo, para concluir que los salarios se devaluaron en un 50 por ciento desde la asunción del gobierno, y los planes de apoyo a la agricultura familiar fueron desmantelados.

En su viaje a Nueva York Macri se reunió también con Christine Lagarde, la titular del Fmi, en el marco de las negociaciones llevadas adelante por su ministro Nicolás Dujovne, quien en la tarde del miércoles anunció el acuerdo final por el cual el Fondo otorgará finalmente un préstamo de 57.100 millones de dólares a Argentina, el “más grande de la historia del Fmi”, según Lagarde. “Para lo que resta de 2018 los desembolsos previstos se elevan de 6.000 a 13.400 millones de dólares, mientras que para el año próximo pasan de 11.400 millones a 22.800 millones”, anunció Dujovne, acompañado por Lagarde, desde el consulado argentino en Washington. El préstamo estará destinado exclusivamente a auxiliar presupuestariamente al Tesoro nacional y no para recuperar reservas del Banco Central de la República Argentina (Bcra).

Caputo, kaput

Nunca imaginó Macri que su “amigo del alma”, Luis “Toto” Caputo presentaría la renuncia a la presidencia del Banco Central el mismo día de su discurso en Nueva York y mientras las organizaciones gremiales y sociales desarrollaban el cuarto paro nacional. Según fuentes de la Casa Rosada, el día elegido para su renuncia fue tomado por Macri como un desplante. Sin embargo, redundó en una salida de la crisis interna larvada en el equipo económico del presidente desde el comienzo de su gestión. Caputo y Dujovne, quienes en enero de 2017 recibieron las carteras de Finanzas y Hacienda, respectivamente (Caputo dejó su puesto para presidir el Banco Central recién en junio pasado), se llevaron mal desde el comienzo. Las negociaciones de Dujovne con el Fmi le asegurarán una silla en el círculo de poder de la Casa Rosada: “No podemos cambiar de piloto mientras navegamos”, aseguraron a Brecha fuentes del gobierno. En las dos últimas semanas, los lazos de Caputo con los bancos privados, como el JP Morgan y sus vínculos aceitados con el Tesoro estadounidense levantaron olas, debido a una negociación que mantuvo con los hombres de Trump, paralela a la llevada adelante con el Fmi.

Los sucesivos vetos del Fmi al adelanto de 3.000 millones de dólares del préstamo global llevaron a Dujovne a hacer buena letra, despejar dudas y alinearse con los deseos del Fmi. El organismo internacional vio con buenos ojos la renuncia de Caputo y que su sucesor fuera Guido Sandleris, un hombre de confianza de Dujovne; Sandleris fue funcionario investigador del Fmi, del Bid y del Banco Central de Chile, entre 2012 y 2015.

El nuevo titular del Bcra hereda reservas de poco menos de 50.000 millones de dólares. Un monto inferior a los 51.000 millones de dólares fugados del país durante los tres años de gestión macrista. Sandleris tendrá un amplio margen de maniobra, ya que, con la renuncia de Caputo, su aliado Dujovne se ha visto fortalecido, sin rivales a la vista dentro del equipo económico.

Presupuesto

El presupuesto nacional 2019 es otra pieza central en el rompecabezas del gobierno y su acuerdo con el Fmi. El proyecto presentado el lunes vaticina una inflación interanual de 23 por ciento entre enero y diciembre de 2019 con picos más altos, en torno a 34,3 por ciento. La inflación anual acumulada para fines de diciembre, se estima en 43,2 por ciento. También prevé una caída de 0,5 por ciento del Pbi; una reducción de 1,96 por ciento del consumo privado (alimentos y bienes en general) y de 9,7 por ciento en la inversión para 2019. Además prevé un dólar estable en 40,10 pesos argentinos para todo el año y para 2020 un aumento proyectado a 44,30 pesos; 48,20 pesos para 2021 y 50,50 pesos para 2022. Estas últimas cifras resultaron poco confiables para algunos economistas tanto ortodoxos liberales como heterodoxos: “Nada indica que el dólar no siga moviéndose con libertad en el mercado según los vaivenes de la economía y la confianza de los actores”, indicó Miguel Broda, uno de los más duros liberales en círculos del mercado y amigo del ex ministro Domingo Cavallo.

El proyecto de presupuesto que deberá debatirse en el Congreso prevé también un recorte de la asignación de fondos para jubilaciones a través de la extensión de la edad jubilatoria y una reducción del beneficio a quienes lleven adelante algún tipo de “tarea remunerada, ya sea permanente o eventual”, según el artículo 16 del proyecto.

En materia de inversión en el sector público, los aumentos de partidas en ningún caso superan el índice de inflación calculado para 2019. Por ejemplo, se prevé un aumento presupuestario en Educación y Cultura de 13,7 por ciento respecto de 2018, muy por debajo del 23 por ciento de inflación interanual. En el mismo sentido, el aumento real del presupuesto para Ciencia y Tecnología sería de tan solo 3 por ciento, en caso de mantenerse la tasa de inflación proyectada.

Los ganadores de la propuesta oficial son los sectores ligados a la deuda externa. El presupuesto de 2019 prevé un aumento de 82 por ciento (con respecto al de 2018) en gastos destinados al pago de intereses de deuda pública. Una deuda que actualmente representa 87 por ciento del Pbi.

Vía rápida

Según el artículo 53 del proyecto, “el Poder Ejecutivo podrá realizar operaciones de crédito público para reestructurar la deuda pública”, una cláusula criticada por la oposición, que implica que cualquier modificación en los acuerdos con el Fmi, por ejemplo, podrán ser realizados por Dujovne sin pasar por el Congreso. Según la Constitución argentina la negociación para toma de deuda externa es una atribución parlamentaria. En ese punto se basó el economista y ex diputado Claudio Lozano para pedir ante la justicia la suspensión de los acuerdos con el Fmi, ya que fueron negociados y aprobados sin pasar por el Congreso.

El pasado 11 de setiembre, el juez federal Julián Ercolini desestimó esa denuncia contra Macri y sus colaboradores, Marcos Peña y Nicolás Dujovne. Pese a eso, el fiscal federal Jorge Di Lello apeló esa decisión, por considerar que el pedido de préstamo al Fmi contenía irregularidades que el juez no tuvo en cuenta y porque no dio lugar al pedido del fiscal de citar a declarar a los funcionarios.

El artículo 53 del proyecto de presupuesto podría correr la misma suerte que el acuerdo con el Fmi, según legisladores del Frente Renovador, que se preparan para dar el debate en el Congreso y manejan como una posibilidad la denuncia judicial.

Mientras las centrales sindicales anuncian una profundización de la protesta, el gobierno insiste en una profundización del modelo.

***

Sin pobreza cero

Trepó a 27,3% en el segundo semestre y un 4,9% de la población es indigente

Infonews, 27-9-201

http://www.infonews.com/

Los datos surgen de la medición publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos. Mauricio Macri brindó un monólogo sobre la pobreza y luego dejó a Dante Sica y a Carolina Stanley para que respondan las preguntas de la prensa.

La pobreza trepó al 27,3% en el segundo semestre, lo que significó una suba del 1,6% respecto de diciembre pasado. Así lo informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos.Argentina 2.jpg.png

El índice de indigencia se ubicó en junio pasado en 4,9%, registrando un leve aumento del 0,1% contra diciembre de 2017.

Todos estos datos aún no reflejan el embate que ya produce la devalución galopante que provocó el Gobierno de Mauricio Macri. Esas cifras se verán reflejadas en el cálculo de los meses próximos.

El presidente Mauricio Macri, convocó este jueves a la prensa en la sede de Gobierno y brindó declaraciones con respecto a la pobreza pero dejó a Carolina Stanley y a Dante Sica para que se enfrenten al periodismo.

En su monólogo, Macri reconoció que su Gobierno daba por cierto un aumento de la pobreza, que llegó a 27,3 por ciento de la población en el primer semestre de este año. “Esperábamos este número”, admitió.

“Todo el esfuerzo que hicimos en estos dos años y medio está ahí. Pasando esta tormenta vamos a crecer”, pronosticó.  “Veo su realidad, no me la cuentan. Redoblo mi compromiso para poder alivianar la carga (sic)”, dijo.

“Vamos a salir adelante. Siempre con la verdad”, resaltó. “En diciembre vamos a volver a aumentar los programas sociales”, dijo el presidente y remarcó: “La prioridad hoy es estar con los que más lo necesitan en esta emergencia”.

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, aseguró que el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) “va a implicar una estabilización de la macro y salir de la crisis cambiaria”.

“No comparto la idea de que el programa sea profundizar la recesión. Al contrario, nos va a permitir recuperar el ritmo de crecimiento”, dijo.

“Seguimos trabajando diariamente con organizaciones sindicales. Hemos tenido un programa de corto plazo para tratar de trabajar en la crisis en pequeñas y medianas empresas”, resaltó.

“Hemos visto que el impacto más fuerte fue en las pymes”, sostuvo, y agregó: “Corregimos errores que podemos tener en implementaciones de política”. “Nuestra prioridad tiene que ver con el mantenimiento y cuidado del empleo”, dijo Sica.

Argumentó que “tuvimos coletazos de la sequía y la crisis cambiaria”. “Hacia fines de año podemos empezar a ver una desaceleración de la caída”, estimó Sica.