Presos realizan la mayor huelga en la historia de las cárceles

Sienten que son tratados como “animales” y que las cárceles son una “zona de guerra”

La protesta, de alcance nacional, comenzó este martes y prevén que se extienda hasta el 9 de septiembre. Reclaman mejoras en sus condiciones de vida, mejores salarios y restauración de su derecho al voto.

 Infobae, 21-8-2018, https://www.infobae.com/america/

Prisioneros estadounidenses iniciaron una huelga nacional que pretenden que sea la más importante en la historia del país, en reclamo de cambios en las instituciones correccionales, incluyendo una mejora en sus condiciones de vida, vías de libertad condicional y la restauración de sus derechos de voto.

La tasa de encarcelamiento en Estados Unidos es la más alta del mundo: cerca de 2,2 millones de personas estaban tras las rejas a fines de 2016, una cifra que según la poderosa organización estadounidense de defensa de los derechos civiles ACLU representa aproximadamente un quinto de la población mundial de prisioneros.

La huelga -que continuará hasta el 9 de septiembre, según sus organizadores-, coincide con el aniversario de la muerte del activista George Jackson, miembro de las Panteras Negras. Jackson era uno de los líderes del movimiento de las prisiones en la década del 70.

Además, surge como reacción a un motín mortal ocurrido en abril en la prisión de máxima seguridad Lee Correctional Institution, ubicada en Carolina del Sur.

“Siete compañeros perdieron sus vidas durante un levantamiento sin sentido, que podría haberse evitado si la prisión no hubiera estado tan superpoblada, por la avaricia provocada por el encarcelamiento masivo, y una falta de respeto por la vida humana que está enquistada en la ideología penal de nuestra nación”, dijo en un comunicado el grupo de defensores de los derechos de los prisioneros conocido como Jailhouse Lawyers Speak, que lidera la huelga.

EEUU-presos2

“Estos hombres y mujeres están pidiendo condiciones de vida humanas, acceso a rehabilitación, reforma de las sentencias y el fin de la esclavitud moderna”, dijo en un comunicado el grupo.

Los organizadores recomendaron a los prisioneros adherirse a la protesta con sentadas pacíficas, huelgas de hambre y paros laborales.

La baja remuneración a los presos que trabajan en labores de cocina y limpieza está en lo más alto de la lista de reclamos de los organizadores, que denunciaron estas prácticas como “esclavitud”.

Udi Ofer, que lidera la Campaña para la Justicia Inteligente de ACLU, apoyó a los presos y dio respaldo a sus diez reclamos, en especial el derecho a votar.

“Nuestro país es más fuerte cuando los más marginados y directamente impactados por políticas injustas alzan sus voces en protesta y demanda de un futuro diferente”, dijo Ofer en un comunicado.

Los presos denuncian que sus condiciones de trabajo son como en “la esclavitud”

Chelsea Manning, ex analista de inteligencia acusada de filtrar información confidencial y quien salió de prisión en mayo de 2017, también apoyó el reclamo a través de su cuenta en Twitter. “Trabajábamos contra nuestra voluntad en una maderera de la prisión por unos centavos la hora- La huelga de hoy es un llamado a terminar con la explotación de nuestros compañeros encarcelados (…)”, escribió.

Las leyes relacionadas con el voto de los presos varían por estado, y en muchos casos los prisioneros pierden sus derechos mientras se extiende su condena, e incluso después de la liberación.

Una acción similar en 2016 contó con adhesiones de presos de Florida, Alabama, Texas y Carolina del Sur.

*****

Estados Unidos

Una de las demandas que ponen más énfasis es que se ponga fin al trabajo impuesto a cambio de “salarios miserables” y que los presos llaman una forma moderna de esclavitud. Más de 800.000 trabajan diariamente, en algunas localidades de manera obligatoria, en tareas de limpieza y cocina. La remuneración llega al punto de ser de 4 céntimos la hora en estados como el de Luisiana.

La Vanguardia, 21-8-2018, https://www.lavanguardia.com/

“Para algunos de nosotros es como si ya hubiésemos muerto, entonces, ¿qué tenemos a perder?”. Así se presentan los presos en Estados Unidos en una declaración firmada por Jailhouse Lawyers Speak que están planeado hacer la mayor huelga de la historia del país. Piensan en hacer 19 días de protestas pacíficas en toda la nación, organizadas en gran parte por los propios reclusos.

Las primeras afectaciones serían en las cocinas y en la limpieza

Las primeras afectaciones en las cárceles serían en las cocinas, donde las estufas permanecerán apagadas y los desayunos no se cocinarán. Después la ropa se quedará sin lavar y el césped no se cortará. La huelga que están ideando podría tener el riesgo de una trascendental represalia penal.

“Fundamentalmente, es un problema de derechos humanos. Los prisioneros entienden que están siendo tratados como animales. Las cárceles en Estados Unidos son una zona de guerra. Todos los días se daña a los reclusos a causa de las condiciones de confinamiento”, explican en la declaración.

Los presos han elaborado una lista de 10 demandas nacionales. En ella incluyen mejores condiciones en las cárceles, un fin a la cadena perpetua sin sentencias de libertad condicional, mayor financiación para servicios de rehabilitación y el fin de la privación del derecho a voto de unos 6 millones de estadounidenses que tienen delitos graves que les prohíbe votar.