Perú

“El tiempo de hacerlo es ahora”, dijo el mandatario

¿Un indulto para Fujimori en Perú?

El presidente Kuczynski dejó entrever esa posibilidad en una entrevista. Después salió a decir que no influiría el contexto político, en el que el fujimorismo controla el Congreso y forzó la salida del ministro de Economía.

Página/12, 22-6-2017 https://www.pagina12.com.ar/

“El tiempo de hacerlo es ahora”. Con estas palabras, el presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski deslizó la posibilidad de un indulto para Alberto Fujimori. Así respondió a la consulta de The Economist. La ya de por sí alterada vida política del país se sacudió más y el mandatario tuvo que salir a poner paños fríos.

“Creo que es el momento de ver el tema. Yo me cuidé mucho en esa entrevista de decir qué cosas me podía atribuir y qué cosas no. Bueno, se verá con tranquilidad”, aclaró el presidente en Ayacucho cuando trascendió la entrevista con The Economist. Con todo, Kuczynski aseguró que el posible indulto es un tema a tratar “con tranquilidad”. Y que “no hay ninguna conexión entre un indulto humanitario y la política peruana”.

Es que el fujimorismo tiene mayoría en el Congreso y ya provocó la salida de Alfredo Thorne, ministro de Economía y hombre de extrema confianza de Kuczynski. Controla 72 de las 130 bancas del parlamento y puede manejar la agenda del país.

En la campaña, el actual presidente se comprometió a no indultar a Fujimori, condenado a 25 años de prisión por los crímenes contra la humanidad de su régimen (1990-2000). Kuczynski venció en el ballotage a Keiko, la hija de Fujimori, quien brega por la libertad de su padre.

Fujimori llegó al gobierno en 1990, durante una grave crisis económica. Desconocido para la gran mayoría de los peruanos, se impuso a Mario Vargas Llosa y a los dos años de gobierno provocó un autogolpe al disolver el Congreso. Los éxitos económicos y el descabezamiento de la guerrilla de Sendero Luminoso le permitieron optar por la reelección, mientras continuaban abusos de poder, como la represión a los ocupantes de la residencia del embajador de Japón. En 2000 forzó una nueva reelección y ganó con sospechas de fraude, para luego exiliarse en Japón tras la caída de Vladimiro Montesinos, el monje negro del régimen. De Japón fue extraditado y condenado por la justicia peruana.

Sobre su relación con Fuerza Popular, el partido que agrupa al fujimorismo, el presidente consideró que “ellos han colaborado con las grandes cosas, pero les gustan los pequeños gestos que demuestran su insatisfacción por no estar en Palacio”.

Tras esbozar el posible indulto, Kenji Fujimori se expresó por Twitter. Es uno de los hijos del ex presidente, hermano de Keiko y congresista con su hermana en el parlamento. “Gracias, señor presidente. Es hora de voltear la página. Le estaré eternamente agradecido”, fueron sus palabras.

Por su parte, la ministra de Justicia, Marisol Pérez Tello, consideró que Kuczynski “respetará normas del indulto” y que si hay un acercamiento entre el oficialismo y Fuerza Popular “no tiene nada que ver” la posibilidad de liberar a Fujimori.